Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

1 de abril de 2017

Llevando hipócrita consuelo a los que tu propio dios tortura

Una de las más grandes y ofensivas paradojas de la religión es que los supuestos representantes de esos iracundos dioses, capaces de enviar las mayores desgracias a sus más que desgraciados acólitos, luego llevan esperanza a esos mismos pobres desesperados que han sido tocados por la ira divina.


Y así el papa Francisco visita a unos pobre niños ciegos para consolarles del hecho que el dios católico (el único verdadero, que los demás sabemos que únicamente son invenciones de Satanás para confundir a los impíos)  en su infinita generosidad y poder les ha hecho nacer ciegos. ¡Qué triste y miserable paradoja!

Algo así como si el lugarteniente de Hitler hubiera visitado los campos de exterminio nazis dando besitos en la frente a esos mismos niños judíos que Hitler, su líder omnímodo había decidido torturar hasta la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario