Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Cargando...
Se ha producido un error en este gadget.

2 de enero de 2017

60.000 dólares por expulsar a un demonio del cuerpo de un bebe



Que a estas alturas del siglo XXI todavía queden incautos que creen en las posesiones demoniacas debería ser motivo de estudio científico, pero que además la gente esté dispuesta a pagar miles y miles de euros para expulsar un demonio roza ya lo grotesco.

Hace unos meses detuvieron en EEUU a una médium por convencer a una madre de que su bebé estaba poseído por un demonio. La vidente estafó durante meses a la incauta madre con diversos rituales por el módico precio de más de 62.000 dólares. Y quizás lo más increíble del caso es que cuando la estafadora mística fue detenida por la policía, lejos de revelar algún tipo de culpa o arrepentimiento, se mostró totalmente sorprendida ya que no entendía que hubiera cometido delito alguno. ¡Ver para creer!

1 comentario:

  1. La vecina de arriba de mis padres es una fanática de no se que advenimiento de los últimos dias o alguna payasada similar. Hace muchos años pagó 1 millón de pesetas porque un sacerdote fuera a 'limpiar' su casa de malas energías, ya sabes, pasando una ramita por aquí y por allá y poniendo cara de conexión mística, posiblemente con sonidos guturales de por medio. El bolsillo se lo limpió sin lugar a dudas. Tiempo después su marido, un yesaire de lo mas corriente le confesó a mi padre que estaba harto y se iba a pirar. Antes de un mes cogió la puerta y se largó. El que vino después hizo lo mismo...

    ResponderEliminar