Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Cargando...
Se ha producido un error en este gadget.

29 de diciembre de 2016

¿España siglo XXI? no señor, cada vez más cerca del siglo X



Un niño vestido de obispo católico pasea por la ciudad a lomos de un corcel blanco y acompañado de otros cuatro chavales ataviados con ropajes eclesiásticos carmesíes penetra con su báculo en el ayuntamiento de la ciudad, en donde es recibido con todos los honores por el regidor en persona ¿situación extraída de un relato de ficción?¿ceremonia del siglo XIII? Pues aunque pueda parecer mentira se trata de la siempre nacionalcatólica España del siglo ¿XXI?

Sí señor, con un par, como dirían los castizos madrileños. En pleno siglo XXI, en un supuesto país desarrollado resulta que las monjas de un monasterio burgalés visten de fantoches a una cohorte de chavales y los pasean con todo el boato por las calles de Burgos para que finalmente sean recibidos por el alcalde de la localidad.

Los niños, que tal y como muestra la siguiente fotografía de un diario local, 


estaban más aburridos que una mona con sus disfraces medievales dan un discurso siguiendo una tradición que ¡agárrense! se eliminó tras el Concilio de Toledo allá por el lejanísimo año del señor de 702 ¡cuando los reyes visigodos gobernaban en la Península Ibérica y ni siquiera existía España!, pero que sin embargo los idiotizados meapilas católicos de nuestros gobernantes recuperaron para mayor gloria de la absurda estupidez cristiana en fechas tan recientes como 1996. ¡No me digan que no es para correr a gorrazos a esta panda de papanatas católicos!

2 comentarios:

  1. Muy bonito, me encantan las capelinas de los cuatro monaguillos. el pseuobispo tiene el cráneo pelín pequeño y hubiera quedado mejor un niño gordito. País de tontolabas!

    ResponderEliminar
  2. Pueden hacer todas las ridiculeces que quieran pero que trabajen y lo paguen con su dinero, que no hagan cómplices a las autoridades locales ni utilicen edificios públicos, incluidas las iglesias, que son de todos. ¡Ah! y que se haga exclusivamente entre adultos para no llenar de tonterías las mentes infantiles. Pobres criaturas ¡por Zeus!

    ResponderEliminar